Taking too long? Close loading screen.
llegando a
mascotelia

Registrarse

Precauciones de seguridad para tu mascota

Precauciones de seguridad para tu mascota

Cuando hablamos de seguridad animal, entendida como la protección de nuestra mascota, quizá lo primero que nos viene a la cabeza es el como protegerla de los eventos que puedan causarle un mal físico directo; pero vale la pena ir un poco más allá y, con eso, veremos que el concepto es bastante más amplio y aplicable a un sinfín de circunstancias, de las cuales, te comentamos seguidamente algunas.

Lo primero en lo que pensamos cuando vinculamos los términos ‘seguridad’ y ‘animal’, es poco memos en ponerle una coraza a nuestra mascota.

Seguramente muchas de las personas que leáis este articulo dispondréis de vehículo propio y pensareis -si no lo habéis hecho ya- en desplazaros con vuestro peludo.

En nuestro coche disponemos de varias alternativas para que nuestros amigos viajen con nosotros con la mayor garantía de seguridad, entre ellas el uso de rejas o redes en caso de que viajen en el maletero, o arneses de seguridad si preferís que os acompañen en la parte trasera del vehículo.

El fin último de ambas opciones es evitar el desplazamiento del animal a la parte delantera del automóvil en caso de frenada brusca, golpe o accidente; la elección para evitar esto ya es cuestión de gustos.

La seguridad en el hogar, aunque pueda parecer banal, existe más allá de la intención por parte de nuestra mascota, y es que tener objetos rompibles al alcance, o un animal con interés por la cocina extrema nos puede acarrear más de un susto que nos haga plantear la seguridad dentro de casa.

Cualquiera de estos supuestos es fácilmente anulable con el simple hecho de adquirir una jaula o reja que delimite el acceso a los lugares potencialmente peligrosos para nuestros intrépidos compañeros de piso.

La seguridad exterior es quizá la más subjetiva de todas las que comentamos, ya que el grado de peligrosidad dependerá de nuestro criterio y predisposición a evitar estos supuestos, anticipándonos antes de que se sucedan.

Evitar cierto tipo de terrenos y procurar un buen cuidado de las almohadillas palmares pueden ayudarnos a evitar problemas al caminar a nuestras mascotas.

Por ultimo y no menos importante, cabe destacar la seguridad a terceros, tanto por buen control en el manejo durante los paseos con correas de sujeción rígidas -y evitando por tanto el uso de los denominados flexi o correas extensibles-, así como elementos disuasorios como halties nos ahorraran caídas o escapadas, así como el uso de bozal, ya que cabe recordar que detrás de él siempre hay una boca llena de dientes, por muy enseñado que esté nuestra mascota.

Desde Mascotelia no pretendemos darte ninguna guia de seguridad ni nos creemeos los gurus en cuanto a mascotas se refiere, y esta en la mano y criterio de cada cual optar por aquellas medidas que crea pueden ser necesarias o de utilidad.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies